Archivo mensual: julio 2015

La Ada metropolitana

Carentes de competencias y de presupuesto, los consejos comarcales del área metropolitana barcelonesa están destinados a desaparecer

uuid.212b147f-e9a3-48cd-8c60-62d589be5818-ar.4x3

Por: J.C. Valero / día 29 de julio – 2015 / Link ABC.es


Mientras los constructores de estados tipo Exin Castillos visionan el paraíso de Itaca, que para quien no lo sepa, se encuentra en Grecia (¡cielos!), las instituciones supramunicipales han empezado a dar sus primeros pasos tras las elecciones del 24 de mayo con la constitución de los consejos comarcales, la Diputación de Barcelona y el Área Metropolitana de Barcelona, que son nuestras reales estructuras de Estado.

Carentes de competencias y de presupuesto, los consejos comarcales del área metropolitana barcelonesa están destinados a desaparecer, como tal vez las diputaciones, a las que se les cambiará el nombre por el de vegueries pero no sus funciones. Entre otras razones, porque el papel de las diputaciones, de no existir, habría que inventarlo. La Diputación de Barcelona es una institución bicentenaria cuya principal misión es asistir técnica y presupuestariamente a los municipios de la provincia. Su presupuesto para este año asciende a nada menos que 811 millones de euros, de los que 610 proceden de las aportaciones del Estado.

La alcaldesa convergente de Sant Cugat, Mercè Conesa, no solo pasa por ser la primera mujer que preside la Diputación de Barcelona, fruto del acuerdo entre CiU y ERC. A su favor también cuenta el respaldo del PSC, pese a no necesitarlo ni Conesa ni los socialistas. Un respaldo sustentado en «su sensibilidad social y su talante», según explicó el PSC. La Diputación de Barcelona celebrará hoy un pleno para aprobar el cartapacio y mañana hará lo mismo el Área Metropolitana de Barcelona AMB), presidida por Ada Colau.

El 23 de julio fue el primer día que la alcaldesa de Barcelona pisaba la sede de la AMB y lo hizo para presidirla, merced al acuerdo entre Entesa (ICV y Podem), ERC y el PSC. La única condición que Colao ha puesto era expulsar a CiU del cuatripartito (CiU-PSC-ICV-ERC) que había gobernado en los últimos cuatro años esta institución que tiene 755,5 millones de euros de presupuesto para este año. El pacto, que mantiene al alcalde socialista de Cornellà, Antonio Balmón, como número dos, prioriza la lucha contra las desigualdades, el transporte público y abre una auditoría al servicio del agua, ahora gestionado a través de una empresa público-privada. Colau es ya la superalcaldesa de los 3,2 millones de catalanes que habitan los 36 municipios metropolitanos y que contribuyen a más de la mitad del PIB de Cataluña y casi el 10% del PIB de toda España. Poca broma.

La hermandad del queso

Cuando cambias lo que crees, cambias lo que haces y lo disfrutas saboreando la aventura

Sin título

Fotografía: Albert Adrià, Ferran Adrià y Juan Carlos Iglesias

Por: J.C. Valero / día 22 de julio – 2015 / Link ABC.es


Los libros de autoayuda son en tiempos de crisis como las flores al jardín. Uno de los exitosos fue “¿Quién se ha llevado mi queso?”, de Spencer Jhonson, una parábola sobre cómo afrontar el cambio en el trabajo y en la vida frente a la humana reacción de resistencia por miedo para detectar el cambio de forma temprana y aprender a adaptarse cuando su llegada es inminente, siempre desde una permanente orientación a la acción.

Como en esa fábula, hay seres humanos que se basan en la prueba y el error; otros, más complejos, hacen de su vida un desafío. En cualquier caso, lo aconsejable es abandonar la zona de confort cuando las cosas dejan de ser como antes. Hace cinco años, cuando Ferrán Adrià anunció el cierre del restaurante elBulli y su hermano Albert, ya retirado de la alta cocina, estaba al frente de Inopia inaugurando la era de los gastrobares; otros hermanos, los Iglesias (Juan Carlos, Borja y Pedro) hijos de Cándido, creador de Rias de Galicia, sufrían la crisis en forma de comidas de negocios en su marisquería.

Cuando cambias lo que crees, cambias lo que haces y lo disfrutas saboreando la aventura. Eso debieron pensar las sagas de los Adrià-Iglesias cuando crearon, hace un quinquenio, BCN.5 y convirtieron el Paralelo en la Meca de la gastronomía, con Tickets como estandarte, un restaurante donde emocionan a sus clientes. Como le ocurrió a John Lasseter, director creativo de Pixar y Disney Animation, cuando recientemente degustó las creaciones del equipo de Albert Adrià inspiradas en los personajes de sus películas, de Toy Story a Up o Ratatouille.

La sociedad prosiguió con las propuestas conjuntas de Pakta, Bodega 1900, Hoja Santa y Niño Viejo, mientras los Iglesias emprendieron su particular reinvención creando Espai Kru en la segunda planta de Rías de Galicia y el rejuvenecimiento de la vecina Casa de Tapas La Cañota. El impulso creativo de los Iglesias continuará el próximo otoño con un gigantesco restaurante, tipo pueblo, de tres plantas y más de mil metros cuadrados de jardín en el interior de una de las manzanas típicas del Eixample de la calle Enrique Granados.

La unión de ambas sagas hosteleras parece no tener fin en su permanente búsqueda del cambio, aunque algunas de sus propuestas permanecen inalterables, como la carta de ocho quesos que Espai Kru y Rías de Galicia ofrece renovada desde esta semana, fruto de la selección realizada por sus propios clientes. La hermandad nunca se quedará sin queso.

Fantasmas de Barcelona

Aquella Barcelona, arrabalera y portuaria, donde se escuchaba a Lou Reed y se leía a Camus, ya no existe

2435-Bach-para-pobres_620

Fotografía: Fundación GSR

Por: J.C. Valero / día 15 de julio – 2015 / Link ABC.es


Plantar un árbol, tener un hijo y escribir un libro son retos accesibles para la mayoría de mortales, máxime desde que existen los “garden centers”, la inseminación artificial y las plataformas de autoedición. Lo difícil es regar y podar el árbol para que dé frutos; criar al hijo para que sea una buena persona y que alguien lea tu libro. Manuel Calderón (1957) está camino de cumplir el tercero de esos objetivos. Unomasuno Editores publica «Bach para pobres», su debut literario.

Se trata de una novela de juventud escrita con la destreza que otorga la madurez y el conocimiento atesorado tras muchos años vividos con intensidad y con la perspectiva que da trabajar en distintas secciones culturales de algunos de los principales periódicos españoles, como ABC. Aunque la novela arranca en Esperanza, pueblo inspirado en Peñarroya-Pueblonuevo (Córdoba) donde el autor nació y de donde partió hacia la Barcelona de mediados de los 70; es en la capital catalana donde se desarrolla una trama que se mezcla con el escenario.

Mucho se ha escrito sobre Barcelona como personaje literario. Pla ya lo dejó dicho: Barcelona siempre ha sido «la discusión entrañable». Lo cierto es que no existen dos Barcelonas literarias iguales. Suelen confundirse realidad y vivencias de los escritores para convertir el escenario urbano en un ilustre personaje secundario, puro trampantojo. Aunque no ha sido la intención de Calderón, en «Bach para pobres» se refleja aquella Barcelona de los setenta donde los estudiantes charnegos convivían en cafés con marinos, chivatos y poetas de familias burguesas que bebían coñac. Aquella Barcelona, arrabalera y portuaria, donde se escuchaba a Lou Reed y se leía a Camus, ya no existe, pero en las páginas de su novela se recrea la memoria de aquella ciudad en la que todo estaba mucho más mezclado de lo que luego los estereotipos y los símbolos han construido.

Aunque lleva veinte años afincado en Madrid, Calderón nunca ha cortado el cordón umbilical que le une a Barcelona, donde estudio Filosofía y emprendió la aventura de un adolescente que aspira a ser poeta y descubre la vida real, la sentimental y la política.

Es la actual Barcelona revisitada donde el autor sitúa el tercer escenario de la trama de la novela de la mano de un pianista alemán amante del contrapunto de Bach, en una especie de zurcido de la historia en la que entremezcla los recuerdos personales y los hechos. Una memoria en construcción en la que los fantasmas constituyen los cordones umbilicales del pasado.

Con la pata «palante»

La lidia, sea política o empresarial, hay que afrontarla con determinación torera

DSC_2179

De izquierda a derecha, Javier López Galiacho, autor del libro; el maestro Luis Francisco Esplá; la decana de la UAO, Eva Perea; el escritor y defensor de la fiesta en Cataluña, Fernando del Arco; el doctor José Ignacio Castellón, director de Comunicación de la UAO, y Raquel Delgado, directora de la editorial Pigmalión (Fotografía)

Por: J.C. Valero / día 08 de julio – 2015 / Link ABC.es


El jurista y profesor universitario Javier López-Galiacho, patrono de la Fundación San Pablo CEU, presentó ayer en la Universidad Abat Oliba-CEU su libro «De frente, en corto y por derecho» (Pigmalión), que para no llevar a equívocos lleva por subtítulo: «Ensayo de una tauromaquia para el liderazgo personal y empresarial». La obra demuestra que la filosofía de los toros es transmisora de una ética, de unos valores muy útiles para lidiar el toro de la vida.

En el libro, el autor aporta su visión sobre el liderazgo como la lidia del miedo al propio miedo, la necesidad de la vara para medir la valía o la amistad de las personas en la dificultad, el ajuste del comportamiento individual a la ética universal, la pasión y la vocación por lo que se hace, la resiliencia ante los golpes de la vida, la soledad en la toma de decisiones, la gestión de los riesgos inherentes al hecho de vivir, el valor de lidiar la vida con el hierro de las tres «P» (prudencia, paciencia, y perseverancia), la apuesta por una vida saludable o el saber decir adiós, entre otros tantos.

En la línea Ortega y Gasset o Pérez Galdós, la obra reivindica la fiesta como una vía para entender el alma española. Tierno Galván dijo que el carácter español se construyó a través de la tauromaquia. Pero la cultura española ha sido solapada por la anglosajona y ha relegado los toros, una de nuestras máximas señas de identidad. En Francia, aprovecharon que la Unesco consideró la cetrería como patrimonio inmaterial de la Humanidad para defender la candidatura de la tauromaquia. Argumentaron y ganaron el envite. La presentación del libro contó con un padrino de lujo, Luis Francisco Esplá, el más intelectual de los toreros y el más torero de los intelectuales.

El maestro señaló que «pocas profesiones aspiran a la excelencia con el celo del toreo», porque no basta con una buena tarde, si no se alcanza el triunfo de una faena cuajada.

La lidia, sea política o empresarial, hay que afrontarla con determinación torera. Desde la verticalidad, con valor y dominio de sí mismos, sin mostrar emociones ni miedo.

En el momento en el que se sincroniza la embestida del toro con el cite del maestro, ya sea con el capote legislativo o la muleta de las elecciones, siempre se tiene que echar la pierna «palante» para así acompañar el viaje del toro con la cintura. Sólo de esta forma, el líder lidiará con ventaja, lo que no quiere decir por eso que evite ser cogido.

Es en los momentos de tribulación cuando hay que cargar la suerte.

 

Dejarles trabajar

Que una empresa no pueda acceder a internet en condiciones razonables para recibir un pedido, resulta un insulto para la Cataluña moderna y una clara merma de la competitividad

1Por: J.C. Valero / día 01 de junio – 2015 / Link ABC.es


Al margen del accidente de Grecia, la recuperación económica en nuestro país está avalada por las cifras macroeconómicas, pero aún resulta difícil apreciarla en los hogares y las pymes. Mientras todo lo macro se beneficia de la ola del crecimiento, empezando por las grandes compañías, la presión fiscal, la falta de financiación y la eliminación de trabas administrativas siguen atenazando a las pequeñas, y más aún a las micro conn menos de 10 empleados. De las 586.500 empresas que sobreviven en Cataluña, sólo 7.000 tienen más de 50 trabajadores. El resto, padece dificultades más propias del siglo XX, como ayer denunció la presidenta de Fepime, María Helena de Felipe, en la presentación del II Congreso de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa de Cataluña que concluye mañana en Barcelona.

Que una empresa no pueda acceder a internet en condiciones razonables para recibir un pedido, resulta un insulto para la Cataluña moderna y una clara merma de la competitividad. No se trata de casos aislados, porque la fibra óptica alcanza a una minoría de polígonos industriales del área metropolitana, mientras en comarcas como Berguedà, Ripollés o la práctica totalidad de la provincia de Girona, persisten las zonas oscuras para acceder a la red de redes.

Con el objetivo de levantar acta de las necesidades de las pymes catalanas, la dirección de Fepime, patronal que pertenece a Foment del Treball (CEOE), se lanzó el 22 de abril a la carretera para emprender un congreso a partir de doce encuentros con los empresarios de otras tantas patronales territoriales que conforman esta federación. Las conclusiones las presentarán mañana a la Generalitat en un acto al que asistirá la flamante vicepresidenta del Govern, Neus Munté, el conseller de Empresa, Felip Puig, y la presidenta del Parlament, Núria de Gispert.

Por si estas autoridades quieren tomar nota, les adelanto que las pymes que constituyen dos terceras partes del empleo y del valor añadido bruto de la economía catalana reclaman cosas sencillas. Además de la reseñada mejora de las infraestructuras de telecomunicaciones, los empresarios se quejan de la competencia desleal que suponen el intrusismo y la actividad no regularizada, así como la excesiva carga administrativa que sufren y la lentitud en los trámites con las distintas administraciones, además de las dificultades que encuentran para acceder a la financiación, por no hablar de la losa de la morosidad. En definitiva, el mantra que recitan los 579.500 emprendedores que lideran las pymes catalanas no es otro que les dejen trabajar.