Archivo mensual: abril 2014

Clase media «low cost»

Nos agarramos a los primeros síntomas de recuperación real de la economía como a clavo ardiendo


Por: Juan Carlos Valero / Día 30 de abril – 2014 / Link ABC.es

Nos agarramos a los primeros síntomas de recuperación real de la economía como a clavo ardiendo. Las esperanzadoras cifras de crecimiento del PIB, de la inversión en bienes y equipos en las empresas y de renovación de los electrodomésticos en los hogares, indican que la recesión ha finalizado. Pero ayer recordó en Barcelona Javier Campo, presidente de AECOC, la mayor asociación de fabricantes y distribuidores de gran consumo de España, que las muestras de recuperación son aún tímidas. De modo que todas las medidas gubernamentales deberían ir encaminadas a consolidar este proceso que pasa, inexorablemente, por la recuperación de la confianza del consumidor como paso previo a la reactivación del consumo. De ahí que una subida del IVA de los productos alimenticios del 10 al 21% sería un torpedo en la línea de flotación de la economía cuando empieza a reflotar.

Aunque el consumidor regrese, lo hace con otra actitud. Primero, porque superada la exuberancia irracional en la que vivimos los felices inicios de este siglo que nos permitía, e incluso fomentaba, el crédito fácil; ya nada va a ser igual. Luego, porque estamos muchísimo más informados e incluso se consulta la Red desde el mismísimo lineal del supermercado.

El profesor José Luis Nueno ha escrito para AECOC «El regreso del consumidor», obra en la que responde a preguntas como ¿por qué la distribución de la renta y la desigualdad son hoy tan agudas?, ¿qué consecuencias tiene para el consumo el empobrecimiento de la clase media? o ¿qué papel jugarán las marcas y las tiendas? El experto asegura que el consumidor regresa fundamentalmente para reponer, renovar y finalmente, para premiarse. Renovar el equipamiento del hogar y el automóvil, que con el permiso de la obsolescencia programada, han tenido un uso demasiado prolongado durante la crisis; reponer los nuevos bienes de consumo ordinario y también premiarse con compras prescindibles pero que cubren nuevas necesidades, como «tablets» y «smartphones».

Pero Nueno también concluye que la economía del «low cost» ha venido para quedarse y satisfacer a una nueva clase media-baja que ha perdido poder adquisitivo. Un estudio británico rechaza por simplistas las tradicionales categorías de clases alta, media y trabajadora y las amplia a siete: El «precariado», trabajadores emergentes de los servicios, clase trabajadora , nuevos trabajadores pudientes, clase media establecida y la élite. Las tres primeras constituyen la clase media «low cost»

El coraje de la moderación

Sacralizar una causa y separarla de los asuntos cotidianos que preocupan a los ciudadanos siempre ha sido peligroso


Por: Juan Carlos Valero / Día 24 de abril – 2014 / Link ABC.es

Para celebrar la Diada de Sant Jordi, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, se reunirá hoy en Barcelona con representantes del sector editorial en un encuentro organizado por el Consorci de la Zona Franca de Barcelona, el salón Liber y la Federación de Gremios de Editores de España. Santamaría regresa a Barcelona pocos días después de asistir a la inauguración de la exposición conmemorativa de los 75 años de Efe y los 25 del servicio en catalán de esta agencia estatal de noticias. El Palau Robert fue testigo mudo del diálogo distendido que la vicepresidenta mantuvo con el conseller de Presidencia, Francesc Homs. Santamaría vuelve para seguir dialogando, en esta ocasión con los empresarios del libro, porque Barcelona, que es muchísimo más que la capital de Cataluña, también lo es del mundo editorial en lengua española.

A la vicepresidenta le podrían ofrecer hoy el nuevo cóctel de Sant Jordi cuyo ingrediente principal es Anna Rosé de Codorníu, un cava femenino de tonos cereza y fresa rosa con toques de ámbar, fresco y pensado para seducir. Porque Cataluña es un cóctel al que le faltaba la guinda de la Societat Civil Catalana, organización que hoy se pone de largo en el Teatro Victoria para alentar a los hasta ahora desmovilizados unionistas.

Pero los radicales de ERC han tachado la visita de Santamaría de electoralista, mientras los convergentes, que ya en 1992 agitaban las banderas del “Freedom for Catalonia” en los Juegos de Barcelona, se revuelven en sus poltronas al contemplar la cívica normalidad con la que la número dos del Gobierno de España departirá con los editores los asuntos que les preocupan, que son muchos en este mundo corsario del gratis total.

Sacralizar una causa y separarla de los asuntos cotidianos que preocupan a los ciudadanos siempre ha sido peligroso. No importa que lo que se consagre en los altares de la historia sea la dictadura del proletariado o del independentismo, porque lo más nocivo de la sacralización es su conversión en máxima prioridad. Al ser elevada a la categoría de solución final, dogma de fe o una suerte de piedra filosofal, la causa reduce a cuestiones menores las verdaderas urgencias sociales, como la creciente desigualdad dolorosamente visible en muchas ciudades catalanas al borde de la quiebra social, tal y como Cáritas ha puesto de manifiesto para escarnio del Govern. Pero esos asuntos mundanos resultan una contrariedad cuando se está entretenido con el Exin Castillos de un Estado. Corren tiempos en los que el verdadero coraje se demuestra en la moderación

Buenas y perversas estrategias

La historia está plagada de estrategias donde el fin (ganar mercado) no está claro y en las que para salir de una dificultad se crea una aún mayor


Por: Juan Carlos Valero / Día 16 de abril – 2014 / Link ABC.es

Estrategia es el conjunto de acciones planificadas de tal manera para que contribuyan a lograr un fin u objetivo determinado previamente. Tanto en el ámbito empresarial como en el político, las estrategias van de la mano de un modelo de negocio o sociedad. Así, en función de ese modelo, todos los departamentos orientan su actividad para obtener los resultados esperados.

La cadena de «discount» Lidl se caracterizaba por ofrecer precios muy bajos a cambio de un menor nivel de servicio al cliente, una imagen menos cuidada del local y un surtido de productos poco amplio. Sin embargo, ahora que esta compañía de origen alemán celebra 20 años en España (empezó en Cataluña), emplea nuevas estrategias que tienen en cuenta la vinculación de los conceptos lujo y precio, así como ha modernizado sus instalaciones y ha introducido decididamente productos frescos y horneados sin abandonar las promociones. Y con esta estrategia está conquistando cuota de mercado.

La historia está plagada de estrategias donde el fin (ganar mercado) no está claro y en las que para salir de una dificultad se crea una aún mayor. De esta opinión era Agustí Calvet, Gaziel, ese Pepito Grillo de las dos Españas que abogaba en los años 30 por una tercera España desde un compromiso exclusivo con la verdad y la razón. La vigencia de los textos de este periodista que dirigió La Vanguardia y que fue olvidado por unos y otros, es estremecedora. El pasado 12 de abril se cumplieron 50 años de su muerte y bueno es recuperar una de sus perlas: «El separatista cree que es imposible entenderse con el resto de los españoles y para remediar esta situación propone una cosa más difícil todavía: desentenderse violentamente de ellos. Se siente incapaz de hacer el esfuerzo necesario para influir en España…»

Efectivamente, para salir de la dificultad de la crisis económica, Artur Mas ha creado una todavía mayor: el portazo de la independencia. Un proceso que acarrera, por ende, la anulación o destrucción de lo mucho conseguido hasta ahora y que empuja a Cataluña a la morbosa ilusión de que sea Europa quien se responsabilice de una actitud que sólo encubre impotencia.

A Gaziel lo cita mucho Arturo San Agustín en «Cuando se jodió lo nuestro» (Península). De Gaziel, Editorial Diëresis también ha recuperado las crónicas que escribió para La Vanguardia en una edición ampliada del libro «En las trincheras» con ocasión del centenario de la primera gran guerra. Y una cuidada traducción del catalán al castellano de «Diario de un estudiante. Paris 1914», la obra con la que Gaziel se dio a conocer. Gaziel está terriblemente de moda.

Historia de éxito catalana

El «storytelling» oficial de Cataluña ahora no vende allende nuestras fronteras y eso es sólo responsabilidad de nuestros dirigentes políticos y de los medios de comunicación públicos y concertados


Por: Juan Carlos Valero / Día 9 de abril – 2014 / Link ABC.es

Puig es un caso de «equity story», anglicismo que se utiliza para denominar la historia de éxito y el potencial de una compañía o de un país. Mientras el «storytelling» o historia que contamos y nos cuentan de nosotros mismos en los medios de comunicación catalanes ha logrado una gran conexión entre la marca Cataluña del tricentenario y el independentismo, otros catalanes como la saga Puig han construido una «equity story» a partir de sólidos «storytelling» de sus marcas. El éxito de Puig causa sensación entre los consumidores de 140 países, que han convertido la compañía catalana en el sexto emporio mundial del mundo de la moda y las fragancias.

Todo ello gracias a lo que seduce comprar sueños en un frasco, o lo que es lo mismo: hacer asequible el lujo. Los seres humanos damos sentido a nuestra vida a partir de las historias que nos contamos sobre nosotros mismos y sobre las cosas que suceden a nuestro alrededor. De esta forma, nuestras historias justifican y dan sentido a nuestras acciones porque, en definitiva, más allá de vivirlas, somos nuestras historias, hasta el punto de que sólo creamos lo que creemos.

El «storytelling» oficial de Cataluña ahora no vende allende nuestras fronteras y eso es sólo responsabilidad de nuestros dirigentes políticos y de los medios de comunicación públicos y concertados, que están moldeando nuestro presente y futuro con un relato antipático.

Puig ha forjado su «equity story» construyendo marcas a base de relatos preñados de sueños, fantasías y sensibilidad, todo ello contenido en un frasco de diseño y con la base del olfato, ese sentido que funciona a través del recuerdo, al contrario del gusto, que sólo identifica cuatro sabores: dulce, amargo, salado y ácido.

Unos recuerdos de olores que, por ende, son subjetivos. Relatos de éxito como los de Nina Ricci, envueltos en historias románticas, mientras Paco Rabanne cuenta experiencias pletóricas de virilidad, son algunos ejemplos de las marcas propias que, combinadas con las licenciadas de moda y fragancias y las firmadas por «celebrities», constituyen el modelo híbrido de negocio de Puig.

Pero el primer éxito de Puig ha sido sobrevivir al maleficio de la tercera generación en una empresa familiar. En nueve de cada diez empresas, los nietos se funden la empresa fundada por el abuelo y que los padres hicieron crecer. En el caso de Puig, la tercera generación ha logrado unas cotas de internacionalización tan impresionantes como para acariciar el sueño de alcanzar el podio mundial en 2020.

Califa del turismo

Amancio López, presidente del grupo Hotusa y de la patronal Exceltur, aparentemente no tiene nada en común con Manuel Benítez El Cordobés


Por: Juan Carlos Valero / Día 02 de abril – 2014 / Link ABC.es

Amancio López Seijas, presidente del grupo Hotusa y de la patronal Exceltur, aparentemente no tiene nada en común con Manuel Benítez El Cordobés. Se trata de un espejismo más, porque ambos fueron y son amos de sus respectivos destinos y han sorteado las barreras de la vida para alcanzar sus metas.

Torero y empresario tienen en común que ostentan la medalla al Mérito Turístico de España. Al revolucionario de la fiesta nacional y auténtico fenómeno sociológico se la entregaron en 1967 por la popularidad que alcanzó allende nuestras fronteras y porque llenaba las plazas acompañado de la leyenda del pobre espontáneo de Las Ventas tocado en una suerte de Rey Midas. El hotelero nunca pasó hambre como el torero, pero él también empezó desde abajo, de botones en un hotel cuando solo contaba 17 años. Y hace cuatro días que recibió el máximo reconocimiento a la internacionalización del turismo español y a su labor en favor del desarrollo de este sector tractor de la economía. Amancio López recibió la medalla de manos del ministro José Manuel Soria en un acto en Valencia que iba a ser presidido por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, pero a última hora no asistió por la muerte de su hermano.

Aunque el empresario es de origen gallego, comparte con el torero la inquietud por promocionar el potencial turístico de Córdoba, patrimonio de la Humanidad. El Cordobés ha decidido abrir su finca Villalobillos para celebrar fiestas camperas y tientas de novillos, estrenándose el pasado fin de semana como anfitrión de los invitados de Amancio López, que así celebró por todo lo alto la inauguración del Eurostars Palace 5 estrellas, el sexto establecimiento en Córdoba de esta cadena española con sede en Barcelona que está presente en 48 países de cuatro continentes y que ostenta el liderato europeo y el tercer puesto mundial como consorcio hotelero independiente, con nada menos que 2.350 establecimientos asociados.

Córdoba está muy presente en la vida catalana. No sólo porque el ex presidente Montilla nació en Iznájar, sino porque la mitad de la diáspora cordobesa optó por venir a trabajar a esta comunidad. Sólo en la provincia de Barcelona viven 111.331 personas nacidas en esa provincia andaluza. Por eso y porque Cataluña es un potente mercado turístico emisor, mañana se celebrará en el CCCB un acto de promoción de la que fue ciudad más grande, culta y opulenta de todo el mundo en el siglo X. Una visita a la mezquita catedral es suficiente para hacerse una idea de su califato turístico.