Archivo mensual: julio 2013

La venganza metropolitana

¿Cuándo y cómo se perdió en Cataluña el sentido de la geografía física y humana, y qué debemos hacer para recuperarlo?


Por: Juan Carlos Valero / Día 31 de julio – 2013 / Link ABC

E contexto geográfico y las realidades naturales de las naciones son determinantes. La geografía acaba tomando su revancha sobre cualquier determinismo histórico que se quiera imponer al libre albedrío de los ciudadanos. Robert Kaplan, principal asesor del Departamento de Defensa de Estados Unidos, así lo afirma en su libro «La venganza de la geografía. Cómo los mapas condicionan el destino de las naciones», que aparecerá en septiembre de la mano de RBA.

¿Cuándo y cómo se perdió en Cataluña el sentido de la geografía física y humana, y qué debemos hacer para recuperarlo? La geografía ofrece un principio de sensatez y actúa como un escalpelo en manos del analista Kaplan, que sitúa el momento preciso de esa pérdida del sentido geográfico después de la caída del Muro de Berlín, cuando, cegados por el idealismo rampante, infravaloramos la consistencia de los obstáculos reales que dividen el mundo y de los lazos que nos unen.

Surgió «el fin de la historia» de Fukuyama, se extendió el modelo capitalista como único sistema y triunfó un idealismo en el que el realismo y el pragmatismo estaban mal vistos por una intelectualidad que prefería declararse neoconservadora o internacionalista liberal. Una época de engañosas ilusiones de la que Cataluña parece difícil desprenderse. A escala local, hemos asistido a otra venganza geográfica con el resurgimiento, hace dos años, del Área Metropolitana de Barcelona (AMB), institución que fue suprimida en 1987 por la mayoría que respaldaba a Jordi Pujol porque la consideraba un contrapoder de la Generalitat.

Ahora, los pragmáticos Xavier Trías y Antonio Balmón han tejido un tupido consenso entre CiU, PSC, ICV y ERC para orientar la metrópoli de Barcelona hacia una mayor cohesión social y que juegue el papel de punta de lanza que nos saque de la crisis. Entre los activos de la AMB destaca el paraguas de la marca Barcelona, unas saneadas cuentas y el espíritu colaborativo que profesan los 36 municipios que la integran.

De la actuación de la AMB se hablará en breve, por su carácter geográfico, de la revisión del Plan General Metropolitano (PGM) de 1976, en cuya elaboración participaron Narcís Serra y Miquel Roca, como economista y abogado, respectivamente, al margen de sus posteriores apuestas políticas. El PGM fue el campo de batalla del movimiento ciudadano durante la Transición.

Las tensiones entre necesidades vecinales y expectativas de lucro dibujaron el mapa de intereses urbanísticos y de servicios de la metrópoli hasta ahora conocida. Confiemos que prevalezca el equilibrio. Por el bien de la geografía física y humana de la Gran Barcelona.

Hooligans con corbata

Es legítimo que la gente proteste, igual que otros aplauden, pero no hay que confundir el derecho al pataleo con la patente de corso para ofender


Por: Juan Carlos Valero / Día 24 de julio – 2013 / Link ABC

A los independentistas les vienen las prisas y quieren que el 14 de septiembre de 2014 se materialice la ruptura de Cataluña en las urnas. Los retortijones de la revolución permanente que han logrado instalar en la agenda política no pueden durar mucho tiempo, máxime cuando ERC comprueba lo difícil y contradictorio que resulta mantener su apoyo a CiU hasta el final de la legislatura. «Las cosas importantes se hacen y no se dicen», recordaba ayer el dirigente de ICV, Joan Herrera, ante el foro empresarial de la Cámara de Comercio de Barcelona en un nuevo alarde de pluralidad por parte de la institución que preside Miquel Valls. Los ciudadanos, concluyó el ecosocialista, decidirán en función de cómo los políticos hagan las cosas.

Pero la política catalana está entregada a la gesticulación. Una gesticulación maleducada que ha devenido metástasis de hooliganismo. El mundo asistió el viernes a una nueva muestra de la mala educación independentista durante la ceremonia de inauguración de los Mundiales de Natación que se celebran en Barcelona, cuando una parte del público profirió una sonora pitida al himno español. Desairar los símbolos y a los servidores del Estado, incluso en el educado Gran Teatro del Liceo, resulta lo más revolucionario que han hecho en sus vidas.

No necesitamos maleducados. Ni los que silban himnos ni los que insultan por twitter desde cargos en la Marca España. Pero tampoco nos conviene la cómplice comprensión de la mala educación por parte de los hooligans con corbata que habitan en el Parlament y el Govern. Es legítimo que la gente proteste, igual que otros aplauden, pero no hay que confundir el derecho al pataleo con la patente de corso para ofender. Pitar al himno de una nación es otro tipo de escrache al que, de momento, nadie ha puesto todavía el calificativo de nazi.

No creo en el fatalismo cultural que dice que en la piel de toro común todos somos así y por eso estamos condenados a vivir en un escenario de conflicto permanente. La mala educación en Cataluña no es solo la consecuencia de un estado de opinión, como el estornudo un síntoma de la gripe. El hooliganismo es una enfermedad radical, propia del independentismo, cuyos partidarios retroceden no sólo en civismo, sino en virtudes como la tolerancia, el respeto al adversario y la capacidad de diálogo. Lo malo es que la mayoría de los dirigentes catalanes, lejos de descalificar estas prácticas, las alientan, las halagan y hasta las imitan. Porque son «els nostres» hooligans.

Cataluña, reserva ibérica

Si el jamón fuera italiano o francés, seguro que tendría una academia. De momento, tiene su templo en Reserva Ibérica, la tercera tienda y espacio gourmet que López ha abierto en Rambla Catalunya, esquina Aragón


Por: Juan Carlos Valero / Día 17 de julio – 2013 / Link ABC

Los productos gastronómicos unen más a los españoles que los himnos. Tiene mérito que una empresa catalana haya logrado incrementar un 400% las exportaciones de jamones ibéricos en China y Japón. Reserva Ibérica ha merecido la portada de una revista en Hong Kong, donde se vuelven locos por nuestra gastronomía. En la megalópolis china está de moda la cocina española y ha abierto el restaurante La Boquería, una franquicia neoyorkina que nada tiene que ver con el emblemático mercado barcelonés. En la primera semana de vida del restaurante hongkonés se han cortado en sala nada menos que veinte jamones ibéricos. Da fe de ello Manuel López, «afinador de jamones» y el catalán que más promociona este producto ibérico.

Si el jamón fuera italiano o francés, seguro que tendría una academia. De momento, tiene su templo en Reserva Ibérica, la tercera tienda y espacio gourmet que López ha abierto en Rambla Catalunya, esquina Aragón. El establecimiento, de estilo colmado vintage, es lugar de peregrinación turística al figurar en algunas guías como visita obligada para degustar un manjar del que en realidad sólo se produce medio millón de piezas al año en cuatro denominaciones de origen. A saber: Guijuelo (Salamanca), Extremadura, Huelva y Valle de los Pedroches (Córdoba). López, que ha crecido entre jamones en las dos paradas que sus padres tienen en La Boquería, se encarga de seleccionarlos personalmente para sus tiendas Reserva Ibérica y la exportación.

Y es que el 90% de lo que se vende como ibérico procede del cruce con cerdos blancos, que engordan más rápidamente, y han sido alimentados con cereales en instalaciones más o menos industriales.

Sólo el 10% de lo que se etiqueta como ibérico son jamones de auténtica raza originaria del jabalí mediterráneo, criado según la tradición en dehesas con una alimentación a base de bellotas y en libertad. Y eso empieza a notarse en el plato, porque las lonchas sudan el ácido oleico de la serie omega 9 procedente de la bellota.

La cultura del jamón empieza a promocionarse en España como en su día hizo el vino. Manuel López organiza catas y degustaciones con maridaje de tres de los caldos españoles más representativos: cava, fino y un crianza de Rioja. A excepción del maridaje de libro del fino con el jamón de Huelva, la mayoría de quienes destaca el cava como el mejor acompañante del ibérico porque su frescor potencia los matices y no los anula, como ocurre con los taninos del tinto. Ya lo saben: ibérico con cava. Eso es España.

El ansia de vagar

Una interesante vía para conocerse a sí mismo es la otredad. El contacto con los otros, los diferentes, los que no son de nuestra cultura, nación o religión, no sólo ayuda a comprendernos, sino que nos hace mejores personas


Por: Juan Carlos Valero / Día 03 de julio – 2013 / Link ABC

UNA interesante vía para conocerse a sí mismo es la otredad. El contacto con los otros, los diferentes, los que no son de nuestra cultura, nación o religión, no sólo ayuda a comprendernos, sino que nos hace mejores personas. De ahí la importancia de los viajes como aceleradores del crecimiento personal.

«El ansia de vagar» es el título del IX Premio Eurostars Hotels de narrativa de viajes, obra escrita a cuatro manos por Luís Racionero y su hijo Alexis, historiador y cineasta. El alcalde de Barcelona, Xavier Trías, reconoció en la gala del premio celebrada en la terraza del cinco estrellas Eurostars Grand Marina que a él también le gustaría vagar, pero no lo hará hasta el día que «plegue». Pero para conocer la otredad no hace falta viajar. Uno de los privilegios de vivir en Barcelona es que permite el contacto con otras culturas, gracias a que la ciudad ha sido históricamente acogedora de personas procedentes del resto de España y últimamente del mundo entero. Y ahora, se ha convertido en un deseado destino turístico, hasta el punto que la estampa de la otredad vagando por nuestras calles forma parte habitual del paisaje de la Barcelona del siglo XXI.

El premio de viajes, creado por Amancio López, un gallego discreto y trabajador hecho a sí mismo que hoy preside Hotusa, grupo con más de 2.500 establecimientos asociados en 50 países; supone la celebración de un múltiple aniversario: 35 años de Hotusa, 40 años de su representante hotelero Keytel, 11 años del Eurostars Grand Marina Hotel y 9 del galardón literario. Pero también es el preámbulo de la semana grande de la galleguidad en Cataluña. El también preside de la patronal turística Exceltur y vicepresidente del Círculo de Economía, será el viernes el anfitrión de una gala de la Asociación de Empresarios Gallegos en Cataluña, con la presencia del presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo y de la ministra de Fomento Ana Pastor, a quienes acompañarán una amplia representación empresarial gallega, como Florentino Cacheda, Anfaco-Cecopesca, Vingalicia, Terras Gauda y Frinsa del Noroeste.

La galleguidad es el principal motor de la asociación empresarial que preside Julio Fernández (Filmax), que aprovechará la gala para entregar los títulos de Excelencia Galega en reconocimiento de la trayectoria personal y profesional de quienes contribuyen al desarrollo y al conocimiento de Galicia en el exterior. Porque la comunidad gallega no se circunscribe al terruño; está presente en la inmigración. En Cataluña viven y trabajan nada menos que 200.000 ciudadanos con ese espíritu. Habituados a convivir con la otredad.