Archivo mensual: julio 2012

La matrioska fiscal

Está claro que no podemos hacerlo solos y que necesitamos a nuestros socios europeos, a quienes reclamamos la misma solidaridad que el Reino de España presta a la Generalitat


Por: Juan Carlos Valero / Día 25 de julio – 2012 / Link ABC

IGNACIO de Loyola aconsejaba no hacer mudanzas en tiempos de tribulación. Prudente consejo aplicable a cualquier época difícil. Tomar decisiones que supongan importantes cambios cuando nos sentimos acongojados y más vulnerables por las circunstancias, puede significar un alto peaje en el futuro. La polvareda levantada por el reconocimiento de que Cataluña necesita ser rescatada por el Estado, el único «banco» dispuesto a contribuir a la liquidez de la Generalitat, evidencia lo incongruente del pleno convocado hoy en el Parlament para debatir el pacto fiscal. En unos momentos de graves incertidumbres en España y en Europa, con el Alt Empordà devastado por las llamas, se antoja como mínimo inoportuno. Lo importante en estos momentos es salir de la crisis.

Está claro que no podemos hacerlo solos y que necesitamos a nuestros socios europeos, a quienes reclamamos la misma solidaridad que el Reino de España presta a la Generalitat de Cataluña inyectando fondos para afrontar el vencimiento de los denominados bonos patrióticos y el pago de nóminas. Para salir de la crisis contamos con un poderoso motor: el Área Metropolitana de Barcelona (AMB), el DF catalán que perfectamente podría ser una ciudad-Estado. Agrupa 36 municipios con 3,5 millones de personas que generan la mitad del PIB catalán, lo que supone nada menos que el 10% de la riqueza de toda España. Además, es la principal plataforma exportadora (26% de la española), y atrae al 17% de las inversiones extranjeras en España, además de 7,1 millones de turistas.

Sin embargo, la renta familiar en el área metropolitana es inferior a la media catalana, que es de 17.400 euros por habitante, según Idescat. Y se encuentra lejos de la Val d’Aran (20.300 euros per cápita), Pallars Jussà y Ripollès, entre otras muchas comarcas. En el extremo de la pobreza, el Baix Llobregat, con 16.000 euros anuales por habitante, pese a formar parte del AMB. El desequilibrio fiscal entre la metrópoli y el resto de Cataluña es evidente. Un desequilibrio que puede antojarse expolio cuando la metrópoli se encuentra estrangulada para seguir ejerciendo de tractor económico por la falta de inversión en infraestructuras en la zona del delta del Llobregat, lo que provoca colapsos diarios por las largas colas de caminos que desfilan rumbo al puerto, entre otras graves consecuencias. Un desfile que aumentará cuando la compañía china Huchitson ponga a pleno rendimiento el Muelle Prat. Propongo abrir un debate sobre la financiación metropolitana para poner límites a la solidaridad interterritorial, aún a riesgo de que parezca una matrioska fiscal.

Banksters y los que arriman el hombro

Los «banksters» nunca ven satisfecha sus ansias de acumular. Una acumulación que, aunque sea lícita, se antoja insensible en medio de las duras restricciones arbitradas para la mayoría


Por: Juan Carlos Valero / Día 18 de julio – 2012 / Link ABC

Con el título «Manos arriba, esto es un banco», Rafael Rubio, director de la revista «Inversión», anticipaba en su libro de 2009 lo que podía ocurrir. El sistema financiero ha vivido ajeno a una de las leyes de la historia: antes o después, toda burbuja estalla; tarde o temprano, los vendedores bajistas superan a los compradores alcistas; antes o después, la codicia se convierte en temor. Ahora, las malas prácticas empiezan a pasar factura, al menos en forma de pena de comparecencia parlamentaria, o como mucho, con el castigo de devolver las millonarias sumas que algunos se llevaron como premio al fracaso.

La silueta de los gánsters de la película «Reservoir Dogs», de Tarantino, ha irrumpido de nuevo en nuestras vidas. La última vez que vi esa imagen fue en 2008, asociada a las siglas del PSC y junto al eslogan «Si tú no vas (a votar), ellos vuelven». La portada del semanario económico «The Economist» la ha vuelto a utilizar para ilustrar su último número dedicado a los «Banksters» de la City londinense. Con ese ingenioso neologismo, la revista trata el escándalo de la manipulación del Libor, tasa de referencia a la que se prestan dinero los bancos de Reino Unido y que tiene su reflejo directo en el precio de las hipotecas y resto de créditos que afrontan los británicos.

Los «banksters» nunca ven satisfecha sus ansias de acumular. Una acumulación que, aunque sea lícita, se antoja insensible en medio de las duras restricciones arbitradas para la mayoría. En la serie «Los Soprano» oí una frase que viene a cuento: «Elegiste esta vida, y conlleva responsabilidades. Una vez Teddy Roosevelt dio un discurso entero con una bala alojada en el pecho. Hay cosas que son cuestión de deber».

El ministro de Economía, Luis de Guindos, pidió el lunes en el IESE que los consejeros y ejecutivos de las grandes compañías del Ibex-35 también hagan un esfuerzo, como el resto de los españoles, y «compartan la carga de los ajustes». Después de que trascendiera que el año pasado se subieron un 5% sus retribuciones, el ministro sólo reclama que «arrimen el hombro». Quienes arriman el hombro a diario son los pequeños y medianos empresarios como los agrupados en la patronal AEBALL del Baix Llobregat que, bajo la presidencia de Manuel Rosillo, han impulsado la campaña «Salvem les empreses» con el noble objetivo de ponerlas en valor como un bien social y motor de nuestra economía. De esta sólo saldremos con espíritu casteller.

Tahúres en el Llobregat

Si no queremos hacernos trampas al solitario, la reacción al competitivo entorno nos obliga a innovar, cooperar y a comprometernos


Por: Juan Carlos Valero / Día 11 de julio – 2012 / Link ABC

EN un entorno cambiante e incierto, empresas y ciudadanos son conscientes de la necesidad de regenerar los modelos de negocios y la formación personal para adaptarse a los nuevos requerimientos. Pensábamos que nuestra vida iba a estar resuelta simplemente dejándonos llevar por el fluir del progreso. Que se lo digan a nuestros mayores, criados en la postguerra y, después de sacar adelante a sus hijos y cuidar a sus padres, muchos también tienen que hacerse cargo de los nietos. La institución familiar pivota en buena parte sobre los hombros de quienes sienten que la vida les ha hecho trampas. Al igual que los personajes de «Pulseras Rojas», serie de éxito internacional producida por Filmax, nuestros mayores están entrenados en la resiliencia. Sobreponiéndose a la adversidad, afrontan su vejez con entereza, echándose sobre la espalda los problemas de salud y el encarecimiento de los medicamentos. Son las truchas y salmones de nuestra sociedad, atletas del cambio que en su vida no han dejado de nadar contra la corriente. Toda la sociedad, para no ser fullera, debería emular la entereza de nuestros mayores.

Si no queremos hacernos trampas al solitario, la reacción al competitivo entorno nos obliga a innovar, cooperar y a comprometernos. Barcelona tiene buenas cartas geográficas, climatológicas, culturales y gastronómicas. En tanto míster Sheldon Adelson deshoja la margarita para ubicar Eurovegas y los ecologistas defienden la agricultura metropolitana, ha trascendido que los supuestos defendidos, los pagesos propietarios de las tierras del Parc Agrari, se guardan en la manga el comodín de vender a avispados inversores como el Deutsche Bank.

El debate sobre el supuesto oasis legal y de exenciones fiscales que reclama Adelson en la ribera del Llobregat ha despertado recelos entre sus competidores, que reclaman para sus instalaciones las mismas ventajas que obtenga el magnate. Uno de los recintos congresuales de mayor envergadura del sur de Europa es el Centro de Convenciones Internacional de Barcelona (CCIB), que en las últimas semanas ha demostrado su poderío al acoger encuentros mundiales de neurocientíficos, oncólogos y la industria cinematográfica. Gestionado por la multinacional francesa GL events con participación del Ayuntamiento barcelonés y el Gremio de Hoteles, Marc Rodríguez, su director general, da la bienvenida a la actividad congresual que se propone Adelson, porque toda competencia redundará en beneficio del sector y de Barcelona. El único requisito que reclama es jugar con la misma baraja para evitar a los tahúres entre el Llobregat y el Besòs.

Creamos lo que creemos

Los mercados creen que los españoles no podremos pagar nuestras deudas y por eso nos meten en el diabólico bucle de empeorar nuestra realidad


Por: Juan Carlos Valero / Día 04 de julio – 2012 / Link ABC

LOS mercados, como las personas, se mueven en manada guiados por percepciones, que son sensaciones interiores determinadas por la confianza. Los «coachs», esos entrenadores del potencial latente de las personas que son los nuevos psicólogos de la superación, dividen el mundo entre quienes ven la vida como un problema y los que la contemplan como una oportunidad. El victimismo suele ser la forma más extendida de afrontar la existencia en la actual realidad de crisis económica. Afortunadamente, son muchos los que se sienten protagonistas de sus vidas y, siguiendo la ley causa-efecto, recogen lo que siembran y no esperan a ser felices cuando les sobrevenga un golpe de suerte.

Erich Fromm dijo que una crisis nos obliga a dejar de tener para trascender y Carl Gustav Jung escribió que una crisis implica una ruptura del inconsciente colectivo para la evolución de la especie a través del sufrimiento. Fromm añadió que toda manifestación económica no es más que la expresión de la calidad de los procesos psicológicos que han creado esa realidad.

En suma, la psicología crea la economía. O dicho como un juego de palabras: lo que creemos es lo que creamos. Los mercados creen que los españoles no podremos pagar nuestras deudas y por eso nos meten en el diabólico bucle de empeorar nuestra realidad. Recuperar la confianza propia y ajena, por tanto, es el principal objetivo personal y colectivo.

Cipriano Toledo, coach de formadores en PNL, hipnosis ericksoniana y psicología energética, se ha propuesto ayudar a salir de su crisis personal a cuantos quieran participar el próximo sábado, en el Palau d’Esports de Badalona, en una macro sesión de «tapping», técnica que nació en EEUU en 1980 que se basa en la idea de que detrás de cualquier dificultad social, laboral, sexual, emocional… hay un desequilibrio que bloquea y que puede desaparecer en pocas horas. Modificar las percepciones instaladas en nuestro inconsciente y que manejan nuestra vida es la clave de esta técnica. En opinión de Toledo, la única forma de combatir la crisis es que cada uno salga de la suya personal. Muchos creen que el pensamiento está determinado por la realidad que vivimos, pero en cuanto cambia la percepción, la realidad también muta. En efecto, cuando consigues estar bien, el resto de las cosas se relativizan.

Según Toledo, muchas decisiones se toman desde el inconsciente y en situación de estrés, lo que resulta totalmente contraproducente, máxime si se tienen responsabilidades directivas o políticas. Los «brokers» también deberían asistir el sábado a la sesión de «tapping» de Badalona.